La Île de la Cité: el corazón de Paris...


Que tendrá esta pequeña isla en medio del Sena y rodeada de puentes?¿? Pues además de ser el origen de lo que hoy es la ciudad de Paris (estaba poblada por la tribu celta de los Parisii, de ahi el nombre de la cité), nos ofrece dos de los edificios mas bonitos de la capital: Notre Dame y Sainte Chapelle.

Si estais esperando encontrar una catedral grande y majestusa como en otras capitales europeas, Notre Dame es todo lo contrario: es pequeña, sencilla y muy acogedora, pero aun asi encarna gran parte de la historia de Francia. La Sainte- Chapelle es pura belleza, sobre todo por la majestuosidad de sus vidrieras. Dos joyas en pocos metros de distancia...

Pero ademas, la Île de la Cité nos ofrece uno de los edificios mas importantes de la Revolución Francesa, la Conciergerie, prisión con su propia cámara de torturas, lugar donde por ejemplo estuvo prisionera Maria Antonieta...Como curiosidad, hay que visitar los domingos el mercado de flores y pájaros de la Plaza Louis-Lépine...

Lo dificil al abandonar esta isla es decidir donde ir: a los barrios de Beaubourg y el Marais en el margen derecho del rio o bien caminar hacia Saint Germain des Pres y el Barrio Latino en su orilla izquierda...

5 comentarios:

Mademoiselle P. dijo...

Tengo el honor de ser la primera que comento!!!!!!!

Jajajaja....me encanta tu nuevo blog!!!

Ya estoy pensando en todo lo que te voy a sugerir...

Un besito guapa!!

Nebel dijo...

Eso espero, que entre todos hagamos propuestas, aconsejemos sitios, tiendas o restaurantes....Y que conozcamos un poquito mas de esta ciudad!! Un beso y muchas gracias guapisima!!

Anónimo dijo...

Ayyyyyy! Notre Dame...y pasando un poquito allá, cruzas el puente y recuerdo un precioso cielo azul, el sol, ese olor y su mano...Y nada más pasar los mejores helados de toda la ciudad!!!!

Me encanta el Blog, Nebel

Besos,
Bitter

Nebel dijo...

Bitter, estuviste paseando por la otra isla, la de St Louis?¿? Es una zona residencial con unos edificios muy elegantes y hay unas tiendecitas de delicatessen...A nosotros nos llovió un poquito mientras cruzabamos ...

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡¡Y cómo olvidarlo!!!!!
Por supuesto: tiene un encanto cercano verdad? Es elegante, fino y coqueto. Fuimos de mañana y recuerdo cierto fresquito y brisa; Además sé que el mismo día por la noche subimos ¡andando! a la torre Eifel: eso si era el aire en la cara!!!!!